La Hidrografía, esa maltratada que ha hecho 296.500 km2 más grande a España

Este quiere ser el primero de una serie de entradas las cuales siempre van a tener una misma finalidad: crear una plataforma con el propósito de desarrollar nuestra propia tecnología para explorar los océanos. (contacto@hydrographica.org)

 

Bueno, a lo que voy en esta entrada:

Cuando el presidente Harry S. Truman declaró en 1945  “el Gobierno de los Estados Unidos considera que los recursos naturales del suelo y el subsuelo de la plataforma continental en el alta mar contigua a las costas de los Estados Unidos pertenecen a los Estados Unidos y están bajo su jurisdicción y control” abrió la Caja de Pandora de algo que ha sido fuente de conflictos entre estados desde que el Mundo es Mundo: la ampliación de sus fronteras o zonas de exclusividad económica (ZEE).

 

EE.UU y a la sazón todo el tropel de países que no tardamos en seguir su ejemplo;  introdujeron dos matices en esta nueva “conquista del Oeste”:

  • El primer matiz es la unión de los derechos jurídicos a la extensión de su plataforma continental; es decir la unión de lo jurídico con un concepto físico, el cual no todos los países poseen…
  • El segundo matiz es la motivación económica de esta ampliación de la ZEE.

 

EE.UU puso en el punto de mira algo que hasta entonces sólo estaba “ahí abajo” donde reposaban los pecios hundidos y sus trágicas historias: El lecho marino.

 

Se hacía necesario por tanto primero conocer y delimitar la plataforma continental, y después conocer su potencial económico presente o futuro. Qué curioso, he escrito dos veces CONOCER!

 

Aquí es donde entra la hidrografía tanto civil como militar. La hidrografía es hidrografía, pero los organismos encargados de ejercer esta ciencia determinan su propósito; me explico: la hidrografía forma parte de los métodos para conocer los Océanos, pero la hidrografía civil tiene como objetivo principal el desarrollo económico y la militar la seguridad de los estados.

 

Es por tanto necesario que si queremos conocer los océanos y potenciar el desarrollo de una industria offshore, se necesita una buena base de hidrografía civil con formación reconocida por la Organización Hidrográfica Internacional (IHO), que para eso España forma parte. En España los civiles ¿dónde estudiamos hidrografía? Yo tuve que irme a Portugal, puesto que la formación del Instituto Hidrográfico de la Armada es sólo para militares.

 

Si miramos a los países de nuestro entorno: Francia, Alemania, UK, Holanda… y por supuesto EE.UU, todos tienen escuelas para la formación de hidrógrafos IHO Categoría A; y qué curioso que estos países sean también potencias de la industria offshore.

 

España ha solicitado la ampliación de su ZEE en 296.500 km2, sí; más o menos la superficie emergida de Italia. Ahora necesitamos profesionales para conocer estos nuevos territorios y desarrollar su potencial económico de una manera ecológica, eficiente y responsable. O lo hacemos nosotros u otros lo harán por nosotros, de ahí la importancia de desarrollar nuestra propia tecnología y potenciar a nuestros profesionales. Esta es una oportunidad que no debemos dejar pasar.

 

José María Jiménez

contacto@hydrographica.org

www.hydrographica.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *