ASV HYDROGRAPHICA, un innovador proyecto que puede ser de gran ayuda para la exploración de hidrocarburos.

Artículo publicado por ACIEP (Asociación Española de Compañías de Investigación, Exploración y Producción de Hidrocarburos y Almacenamiento Subterráneo)

01/10/2018

¿Un barco autónomo que, controlado desde tierra, es capaz de explorar por sí solo el océano?  ASV Hydrographica es un innovador proyecto que se basa en el desarrollo de una plataforma autónoma oceánica para la recolección de datos batimétricos. Es decir, un barco autónomo que puede hacer mapas del fondo marino e incluso llegar a determinar su composición.

Su historia está ligada a la de una persona, José María Jiménez,  responsable de Hydrographica, y quien, después de pasar toda su vida ligado con el mar tanto personal como profesionalmente, ahora se ha dado cuenta de que la industria de la hidrografía civil no está muy desarrollada en España y ha decidido sacarle el potencial que posee en nuestro país. Ya que, como él mismo afirma: “España debe estar a la vanguardia de estas tecnologías de exploración y de ahí la importancia del desarrollo de nuestra propia tecnología”.

Tal y como explica el experto hidrógrafo, la plataforma está dotada de una serie de sensores, además de una sonda y un sistema de posicionamiento, no sólo es capaz de ‘mapear’ el fondo marino, sino que incluso podría llegar a obtener datos de la salinidad del agua y su temperatura a diferentes profundidades, determinación de corrientes con su velocidad y dirección, clorofila y materia orgánica…

Todo un abanico de posibilidades se abre gracias a este innovador proyecto. Y es que no se trata de una simple plataforma de recogida de datos, sino que con ella se está desarrollando un sistema de exploración marina adaptado a su uso autónomo. O lo que sería lo mismo, que la plataforma pueda ser controlada desde tierra: desde un centro de control se puede dirigir a este ‘barco’ autónomo hasta la misma en la zona de exploración y los datos batimétricos obtenidos se envían a tierra para su verificación y procesamiento, sin necesidad de ningún tipo de tripulación.

De este modo, el desarrollo de la plataforma autónoma consigue una mayor eficiencia de los datos recogidos, ya que los ofrece de manera centralizada y se podría utilizar más de una plataforma en una misma zona, pero la toma de datos no solo sería más eficiente, sino que también es más segura al no haber una tripulación, lo que a su vez abarata los costes. Toda una cadena de ventajas que, sin duda, se pueden aprovechar de manera eficiente en España, ya que su geología peninsular la hace un punto estratégico para la exploración hidrográfica y el desarrollo de la industria offshore, dos aspectos clave en el sector de los hidrocarburos.

Sin duda, se trata de una novedosa innovación que, además, cuenta con la colaboración del Instituto Español de Oceanografía y el Instituto de Investigación para la Gestión integrada de Zonas Costeras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *